¿COMO SE IDENTIFICAN LOS HUESOS DE ANIMALES EN LOS SITIOS ARQUEOLÓGICOS?

Una de las tareas que se realiza luego de una excavación arqueológica es la identificación de los restos de fauna que son hallados, y están asociados directamente con actividades humanas. Para ello, los zooarqueólogos utilizamos huesos de animales actuales, muertos por causas naturales, para compararlos con los huesos antiguos. Esto nos permite saber qué animales fueron consumidos por el ser humano en el pasado.

La confección de muestras comparativas implica varios pasos:

1) Hallazgo de los especímenes: algunas veces surge de la búsqueda sistemática de animales fallecidos, pero en otros casos es producto del azar de los encuentros.

2) Extracción de todo el tejido blando adherido a los huesos.

3) Hervido de los restos óseos, con mucho cuidado de no perder información importante respecto de la anatomía del animal.

4) Rotulado de cada uno de los elementos que conforman el esqueleto: nombre del hueso, lado al que corresponde (derecho o izquierdo) y todos los datos que puedan ser de utilidad para la investigación!

En muchos casos, las muestras comparativas se encuentran alojadas en museos e instituciones que se dedican al análisis de materiales arqueológicos, y donde pueden ser consultadas por investigadores que así lo necesiten.

Autora: María Paz Martinoli