¿RÍOS CON MÁS AGUA DURANTE LA PRIMAVERA?

Vamos dejando atrás el invierno y el sol parece que quiere estar más presente en tierras fueguinas. Los glaciares cumplen una función muy importante como reservorio de agua dulce, ya que durante el invierno acumulan las precipitaciones en forma de nieve. A medida que la temperatura incrementa ocurre el deshielo (transformación de nieve y hielo en agua), este fenómeno, se traduce en un incremento del caudal (cantidad de agua por unidad de tiempo) de ríos y arroyos. El agua que se encuentra en ellos, se utiliza como fuente de agua dulce para abastecer el consumo humano. Durante la primavera, puede ocurrir que el agua de la canilla presenta un color levemente más turbio. Esto puede estar asociado a un aumento en la capacidad de arrastre del sedimento, debido a un incremento del caudal en los ríos. Los sedimentos son partículas sólidas que fueron depositadas en el fondo del río a lo largo del tiempo y son transportadas por la corriente de agua y le otorgan dicha coloración. Por lo tanto, si al abrir la canilla de sus casas observan lo antes mencionado… ¡pueden deducir que el sol actuó como protagonista! Autora: Lic. María Granitto.