Pequeños habitanes de los arroyos urbanos de Ushuaia

Los arroyos urbanos de Ushuaia están habitados por distintos organismos microscópicos. Uno de esos protagonistas son los Ciliados: microorganismos unicelulares y heterótrofos (obtienen su alimento y sus elementos estructurales de otros organismos). Este grupo es uno de los principales miembros del reino Protista. La mayoría son tan pequeños que solo pueden ser vistos en detalle a través de un microscopio. Sin embargo, son uno de los integrantes más grandes del reino. ¡Pueden medir hasta medio milímetro! Los individuos de este grupo se caracterizan por poseer el cuerpo cubierto de cilias, unos pelitos muy cortos que les sirven para nadar, tocar y sentir entidades del medio en el que viven. Además, estos “pelitos” son utilizados para alimentarse de minúsculas algas, bacterias y materia orgánica. Generalmente, la forma de su cuerpo es ovalada con una abertura muy grande denominada citostoma (boca celular) mediante la cual realizan la ingesta del alimento. Muchos organismos microscópicos son considerados “Centinelas”, es decir indicadores de contaminación, por lo que la presencia y/o ausencia de determinado tipo de estos microorganismos en los cuerpos de agua puede ser de gran ayuda para comprender lo que está ocurriendo en el medio ambiente (como por ejemplo si el cuerpo de agua está contaminado o no).Puntualmente en la fotografía que acompaña esta nota se puede observar un ciliado del género Vorticella, indicador de presencia de materia orgánica. La foto pertenece a la sección media del Arroyo Buena Esperanza de la Ciudad de Ushuaia.

Autora: Lic. María Granitto

Deja un comentario